Introducción sobre Ammán

La ciudad de Ammán es la capital del Reino de Jordania y la ciudad más grande del país, con más de 4 millones de habitantes. Está situada en el medio de Jordania, entre la latitud 31 y la 35. Está situada en un valle, rodeada por varias montañas. Al principio, los primeros asentamientos se ubicaron en el valle mismo. Posteriormente, también habitaron la cima de algunas montañas.

Además de ser la capital, Ammán es el centro comercial, cultural y administrativo del país.

La historia de la ciudad data de hace más de 7000 años a.C., y es una de las más antiguas del mundo. El emplazamiento actual está sobre las ruinas de otra ciudad más antigua, llamada Rabat Amón, y luego nombrada Filadelfia. Ammán fue derivada de la palabra Amón.

La ciudad tuvo un rol importante en las actividades comerciales entre Asia y África debido a su ubicación geográfica.

Los monumentos de Ammán incluyen la Fortaleza que alberga la Iglesia Bizantina del siglo VI ó VII d.C., el Templo de Hércules, del siglo II d.C. y el Museo de Ammán, que contiene diferentes obras y objetos de distintos períodos de la historia jordana.

Otro monumento destacado es el Anfiteatro Romano, construido en el año 170 a.C. Esta gran estructura es el mejor ejemplo de las construcciones en la antigua Filadelfia. Podía alojar a seis mil espectadores. Cerca del anfiteatro está el Museo Jordano de Tradición Popular y el Museo de Folclore Jordano.

La Calle Arco Iris es otro distintivo de la ciudad de Ammán, y es el centro de diversas actividades culturales.

La capital jordana puede ser el punto de partida para realizar tours al Mar Muerto, Petra, Aqaba y otros destinos.