Introducción sobre El Minya

El Minya, o “la joya del Alto Egipto”, es famosa por sus monumentos históricos y sus impresionantes vistas del río Nilo. Aunque no es tan famosa como El Cairo, Asuán y Luxor, es una ciudad que merece ser visitada durante su viaje por Egipto.

La provincia de El Minya fue conocida por su industria del algodón, especialmente durante el siglo XX.

Ubicación Geográfica

La provincia de El Minya es la región más septentrional del Alto Egipto, y su capital lleva el mismo nombre. Está situada en la ribera occidental del río Nilo. Se extiende desde norte a sur por más de 135km, con un ancho de unos 18km. Tiene una población de aproximadamente 4 millones de habitantes.

La ciudad de El Minya está ubicada a 245km al sur de El Cairo, la capital egipcia; 640km al norte de Asuán; 420km al norte de Luxor; 500km al sureste de Alejandría.

Origen del nombre

El Minya estuvo habitada desde tiempos faraónicos, y su nombre deriva de nombre egipcio Men’uo. Esta palabra es la abreviación de Men’uo Khufu, nombre del faraón Keops. Posteriormente, el vocablo cambió a Menna durante el período copto y a El Minya durante el período islámico.

Historia

La región donde se emplaza la ciudad actualmente era ya habitada desde el siglo XXXI a.C., en el período predinástico de Egipto. Con la unificación del país, El Minya se convirtió en la provincia 16.

Más tarde, se transformó en un importante paso de caravanas comerciales que iban desde el Mar Rojo al Este.

Durante el Primer Período Intermedio de la historia egipcia, la ciudad de El Minya cobró importancia y riqueza debido a su ubicación estratégica entre el Alto y el Bajo Egipto. Sin embargo, su período más próspero fue durante el reinado de la XI Dinastía, desde el 1991 hasta el 2134 a.C.

Los gobernantes locales, al igual que los faraones, mandaron construir sus tumbas cerca de la ciudad. Las únicas que se conservan actualmente son las de Beni Hassan.

Al igual que en otras regiones del Bajo y Alto Egipto, El Minya fue conquistada por los hicsos durante el segundo período intermedio. La ciudad fue testigo de varias batallas, ya que los antiguos egipcios deseaban recuperar su territorio. La primera de ellas, fue a mediados del siglo XVI a.C. y fue la primera victoria sobre los hicsos.

Cuando los árabes tomaron el control de Egipto en el siglo VII, la ciudad retuvo e incrementó su importancia durante el período de los Abasidas, cuando Ibn Kasib, el gobernador de ese tiempo, se enamoró de la ciudad. Fue él quien se encargó de expandirla y desarrollarla.

Este desarrollo continuó durante el gobierno de los fatimíes, con construcciones de mezquitas y escuelas islámicas.

Actualidad

El Minya es hoy una gran ciudad y cuenta con diferentes sitios históricos. El más importante es el de Tell El Amarna, que alguna vez fue la impresionante ciudad de Akhenatón, fundada por él en el siglo XIV a.C., para ser la capital del Antiguo Egipto y el centro de culto a Atón, el dios sol.

Sin embargo, de esta ciudad sólo quedan ruinas y las tumbas cavadas en las montañas, que son notables, por las escenas de la vida cotidiana y sus colores.

El primer grupo de tumbas son conocidas como “Tumbas del Norte”. La más importante de ellas es la de Huya, la sirvienta de la Reina Tiya, madre del rey Akhenatón.

El Templo de la Reina Nefertiti tiene algunas secciones bien preservadas, especialmente los pisos originales de mosaicos.

Otro monumento importante de El Minya es la necrópolis de Beni Hassan. La mayoría de las tumbas de este sitio datan del Reino Medio y están consideradas como ejemplos únicos del arte mortuorio de esa época. La necrópolis cuenta con 39 tumbas datan del siglo X a.C.

La zona de El Ashmounein también es de gran importancia, y en la antigüedad fue una ciudad del Reino Medio de Egipto y centro de culto de Tot, dios de la sabiduría. Allí se encuentra la tumba del dios, con algunas columnas y estatuas, la basílica romana construida en los siglos III y IV a.C. y también un museo a cielo abierto que exhibe diversos monumentos descubiertos en el área.

En El Minya también es interesante visitar la Mezquita El Masry, el Templo Istable Antar, Mezquita El Fouly y Mezquita El Amrawy.