Introducción sobre El Oasis de El Bahariya

El Oasis de El Bahariya es el más visitado por los turistas. Ubicado cerca de la capital egipcia, y con atractivos turísticos muy importantes como el Desierto Blanco y el Valle de las Momias Doradas, este oasis ha sido de vital importancia para las caravanas del Desierto Occidental que viajaban a las ciudades a orillas del río Nilo.

Origen del Nombre

La palabra Bahariya en idioma árabe está asociada principalmente con la palabra “bahr”, que significa “mar” y se asoció este nombre al punto cardinal Norte, por estar el mar (en este caso el Mediterráneo) situado al norte del oasis.

Ubicación geográfica

El Oasis de El Bahariya está ubicado a 370 km al suroeste de El Cairo, la capital de Egipto. Consiste de una vasta depresión del terreno que tiene 94 km de largo y 40 km de ancho. Hay también montañas que rodean la depresión como las montañas de Ghurabi, El Maghrafa, Mandisha y la montaña Inglesa o Gabal El Inglis que fue el lugar donde las tropas británicas pararon durante la Primera Guerra Mundial.

El Bahariya está situado a 350 km al sureste del Oasis de Siwa; 480 km al noroeste de Luxor; 650 km al noroeste de Asuán.

Historia

Los antiguos egipcios residieron en el Oasis de El Bahariya desde el Reino Medio. Fue durante la Dinastía XVIII (alrededor del siglo XIII a.C.) cuando el oasis cobró mayor importancia como punto estratégico de control de rutas entre el Valle del Nilo y el Desierto Occidental.

Sin embargo, es durante la Dinastía XXVI, especialmente durante el reinado del rey Amasi, cuando el oasis se convirtió en el centro de las rutas de caravanas.

La importancia del Oasis de El Bahariya se incrementó durante el período Grecorromano de Egipto, cuando se desarrolló como centro de producción de vino, aceitunas, aceite, dátiles y diferentes tipos de cereales.

La existencia de una gran fortaleza romana cerca del oasis refleja cuán importante fue El Bahariya durante el período de gobierno de los romanos en Egipto, quienes quisieron asegurar el control sobre esta parte del país.

Cuando el cristianismo se convirtió en la religión oficial de Egipto durante el período bizantino, el emperador romano Adriano fue designado como responsable de supervisar las tropas militares que custodiaban el oasis. Sin embargo, tribus provenientes de Libia tomaron el control del oasis y destruyeron muchos de sus edificios. En el año 339 d.C. los romanos retomaron el control y aseguraron toda el área.

Actualidad

El Oasis de El Bahariya es hoy un destino turístico muy popular para todo tipo de viajeros.

Cuenta con 35.000 habitantes y cuatro localidades principales: Bawiti, que es la mayor y está considerada como la capital; El Qasr, que es la parte más antigua del oasis; y los pueblos de Mandisha y Zabw.

El área alrededor de Bawiti tiene algunas necrópolis antiguas de animales sagrados, como la Montaña del Pollo, o Fagargi, que alberga cámaras mortuorias de ibis.

En la Montaña Helwa se encuentra la tumba más antigua de Bahariya, perteneciente a Amenhotep- Hay, el gobernador del oasis en ese tiempo. Su tumba data de la Dinastía XVIII, que duró hasta el siglo XIII a.C.

El oasis también cuenta con maravillosas termas naturales de propiedades curativas, como Ain Bishmu, cuyo uso se remonta al período Romano de Egipto, y uno de los sitios históricos más importantes: el Valle de las Momias Doradas, la antigua necrópolis que data el período romano. Fue descubierta al suroeste de Bawiti.

La misión arqueológica que comenzó en 1999 descubrió que el área alberga la necrópolis más grande e importante de todo Egipto. Los estudios demostraron que esta área tiene miles de tumbas en su superficie, que es más de 35km2.

Los descubrimientos que se han realizado incluyen el hallazgo de más de 250 momias con magníficas máscaras doradas e inscripciones. Algunas de ellas se encuentran en exhibición en el Museo de Momias Doradas del Oasis de Bahariya.

Otro sitio histórico interesante es la necrópolis de Ain El Meftella. Este sitio histórico está ubicado a 4km al oeste de la ciudad de El Qasr. Consiste de cuatro capillas descubiertas en 1939 por Ahmed Fakhri, uno de los egiptólogos egipcios más importantes y quien ha realizado diversos descubrimientos y estudios en el Desierto Occidental de Egipto.

Todas las capillas de Ain El Meftella datan del período de la XXVI Dinastía en el siglo V a.C. y todavía conservan algunas de sus pinturas e inscripciones.

El clima del oasis de El Bahariya siempre contribuyó a la fama del oasis, sumado a la presencia de varias termas naturales y la construcción de varios resorts.