Introducción sobre Jerusalén

La ciudad de Jerusalén o “El Quds”, como los árabes la llaman, es una de las ciudades más interesantes del mundo y forma parte de lo que se considera como Tierra Santa. Su significancia religiosa la convierte en una ciudad sagrada para judíos, cristianos y musulmanes.
Alrededor del siglo X d.C., el rey David conquistó la ciudad y la convirtió en la capital de lo que hoy es Israel.
Fue también el lugar donde Cristo fue crucificado y enterrado, alrededor del año 30 d.C.
Para los musulmanes, Jerusalén es la tercera ciudad más sagrada, después de Meca y Medina, en Arabia Saudita.
A lo largo de la historia, Jerusalén fue destruida completamente dos veces, asediada 23 veces, atacada 52 veces y conquistada y reconquistada 44 veces. La ciudad estuvo habitada desde el siglo XL a.C., siendo una de las ciudades más antiguas del mundo.
Sus sitios históricos más importantes son: la Tumba del Rey David; la iglesia del Santo Sepulcro, donde fue enterrado Cristo; el Templo/Mezquita del Domo de la Roca, lugar donde fueron construidos los dos primeros templos judíos; el Muro de los Lamentos, considerado como el único resto del segundo templo de la ciudad, destruido por los romanos en el siglo I a.C.
Otros sitios importantes son el Monte de los Olivos y la sala de la Última Cena.

La capital israelí con infinidad de sitios para recorrer y atmósfera mística y sagrada le aportan una característica especial, que deja una profunda marca en todos los turistas que la visitan.

No te pierdas la oportunidad de conocer esta magnífica ciudad y sus alrededores!