Introducción sobre Península del Sinaí

La Península del Sinaí es una de las regiones más particulares de Egipto. Es la única parte del país que no está situada en el continente de África sino en Asia. El Canal de Suez y el Golfo de Suez, separan a la península del resto del país.
Las ciudades turísticas más importantes del Sinaí son Sharm El Sheikh, Dahab y Nuweiba.

La Península del Sinaí representa el 6% de la superficie total de Egipto. Está dividida en dos secciones: Sinaí Norte, con más de 800.000 habitantes y Sinaí Sur, con más de 600.000 habitantes.

Sin embargo, Sinaí Sur es la parte más visitada por turistas extranjeros y nacionales, debido a sus arrecifes de coral y demás atracciones.

Ubicación Geográfica

La Península del Sinaí está situada entre las latitudes 44 y 27. Está rodeada por agua en tres direcciones: al norte, el Mar Mediterráneo, con una costa de más de 120km; el Canal de Suez al suroeste, con una costa de más de 160km; y el Golfo de Aqaba al sureste, con más de 160km de costa.

Geográficamente se puede dividir a la península en tres secciones: la primera, al norte, con las ciudades de Al Arish y Rafah. La segunda, dominada principalmente por zonas desérticas. La tercera, por sus altas montañas, como el Monte Sinaí o la Montaña de Santa Catalina.

Otra característica importante del Sinaí es su parte este, en la frontera con Israel, habiendo sólo 2km de distancia entre Taba, Israel y Jordania.

Debido a esta cercanía, mientras se visita Egipto se puede añadir la excursión a Petra o al Mar Muerto en Jordania, o a Jerusalén, Israel.

Historia

Algunos académicos afirman que la historia del Sinaí puede demostrar la historia de todo el mundo. Debido a su ubicación geográfica significativa, entre dos continentes (África y Asia), Sinaí ha sido de testigo de una gran cantidad de eventos históricos a lo largo de la historia.

Los diferentes ejércitos que conquistaron Egipto pasaron por el Sinaí viniendo desde Asia.

Además Israel ocupó Sinaí por 6 años, desde 1967 hasta 1973 y este conflicto ocasionó dos guerras.

Sinaí también es un lugar importante para las tres grandes religiones: Islám, Cristianismo y Judaísmo.

La Península del Sinaí también fue el lugar de paso de diferentes profetas según la tradición religiosa, e incluso de la Sagrada Familia, cuando ésta se refugió en Egipto.

La presencia de humanos en la Península del Sinaí data de más de 8000 años. Durante la Edad de Bronce, muchos buscadores de este valioso metal exploraron las tierras del Sinaí.

Su ubicación y su riqueza en minas de metales, atrajeron también a los antiguos egipcios, desde el siglo XXX.

A lo largo de la historia del Antiguo Egipto, siempre hubo pequeños asentamientos como fuertes militares.

En el siglo XIV a.C., Moisés condujo a los israelitas a través de las áridas tierras del Sinaí, en camino a la Tierra Prometida, según aparece relatado en el Éxodo.

Con el declive del poder de los faraones, alrededor de siglo XV a.C., los griegos pasaron a controlar Egipto y Sinaí. La antigua ruta armada de Horus situada en la parte norte del Sinaí fue transformada en un camino militar para los ejércitos romanos. La ciudad de Pelisium era uno de los centros de paso.

La parte sur Península del Sinaí se convirtió en refugio de los cristianos coptos que escapaban de la crueldad de los romanos.

En el siglo V d.C., el imperio romano se dividió y los bizantinos tomaron el control del Sinaí, restaurando el cristianismo como religión principal. En esta época se construyeron diferentes monumentos cristianos como el maravillo Monasterio de Santa Catalina, ubicado al pie del Monte Sinaí.

Cuando los musulmanes conquistaron Egipto en el siglo VII d.C., muchos egipcios se convirtieron al Islam y el Sinaí pasó a ser la ruta de peregrinos hacia Mecca. Por esta razón, se construyeron nuevas ciudades y asentamientos.

Posteriormente, tribus beduinas provenientes del Este, se establecieron en Sianí, y todavía rigen allí sus propias reglas, costumbres y creencias.

La ocupación del Sinaí por parte del ejército israelí domina su historia moderna. Los israelíes tomaron el control de la península en 1967. Luego de 6 años, Egipto venció a las tropas israelíes y finalmente, después de muchas negociaciones políticas, todas las tierras del Sinaí, incluyendo la ciudad de Taba, volvieron a estar bajo el control de los egipcios en 1986.

Actualidad

La Península del Sinaí se sigue dividiendo en dos partes: el norte, que ha sido testigo de diversos conflictos entre el ejército egipcio, las tribus beduinas y los grupos terroristas.

La parte sur, es todo lo contrario. En las ciudades de Sharm El Sheikh, Dahab, Nuweiba y Taba, turistas de todo el mundo vienen a disfrutar de sus vacaciones tranquilamente.

El sur de la Península del Sinaí es famoso por sus playas arenosas, aguas cristalinas y la riqueza submarina.